Páginas vistas en total

martes, 2 de noviembre de 2010

El Papa sale del armario.







Gays y lesbianas convocan a besarse delante del Papa en su visita a Barcelona

* La convocatoria se está realizando por redes sociales y blogs
* Los organizadores un veto por parte de Facebook a quien acusan de censura

Efe | Barcelona
Actualizado sábado 23/10/2010 11:32 horas

Gays, lesbianas y simpatizantes de la lucha por los derechos homosexuales están convocando mediante Facebook, blogs y otras redes sociales a un acto masivo de besos de carácter popular durante la visita del Papa Benedicto XVI en Barcelona el próximo 7 de noviembre.

Tal y como anuncian en el blog "Queer Kissing Flashmob", la acción, que tendrá lugar en la Plaza de la Catedral de Barcelona cuando el papa inicie el recorrido hacia la Sagrada Familia, se ha planteado como "una lucha por los derechos sexuales y afectivos, no desde la violencia, sino desde la pasión".

"Cuando Benedicto XVI pase por delante de nosotros, nos besaremos, hombre con hombre o mujer con mujer. Es curioso notar como un acto tan noble como un beso pueda ser considerado revolucionario aún hoy en el siglo XXI", ha explicado a Efe una de las organizadoras del acto, Marylène Carole.
Veto de Facebook

La preparación de este evento no se ha visto exenta de controversia, porque el grupo "Queer Kissing Flashmob", así como su perfil, fueron eliminados por Facebook cuando ya llevaban convocadas más de 1.500 personas y un total de 12.000 habían sido invitadas al evento.

Actualmente, y tras la creación de otro perfil y grupo que por el momento no ha sido censurado, unas 110 personas (y más de 800 pendientes de confirmar) asistirán al "Queer Kissing Flashmob".

"Todo apunta a una hipotética censura", ha opinado de este cierre en Facebook Carole , quien ideó esta protesta que "nace de un grupo de amigos y no está vinculada a ningún grupo político u organización queer".

El grupo ha organizado este acto de besos 'anti-Papa' para las diez de la mañana del domingo 7 de noviembre, cuando Benedicto XVI salga de la Catedral barcelonesa.

"Accionaremos una señal sonora que indicará el momento en que comenzará el morreo y habrá otra señal cuando hayan pasado los dos minutos. Una vez finalizado el beso, nos iremos retirando como si nada hubiera pasado", ha indicado.

El acto pretende ser pacífico y los organizadores piden que los participantes no contesten a ningún tipo de provocación o insulto.

Esta iniciativa anti-papa se suma a otras organizados por la campaña "Yo no te espero", a la que ya se han adherido más de cincuenta entidades, o a un 'flashmob' de danza para la lucha contra el Sida que también tendrá lugar durante la visita del Papa a Barcelona.



No hay comentarios:

Publicar un comentario