Páginas vistas en total

martes, 12 de junio de 2012

………………………..Dicen que las mujeres hablan más que los hombres, yo creo que es por que las mujeres hablan de cosas que no les interesan a los hombres.
Los hombres siempre hablan de las Grandes Cosas, de las Grandes Palabras, la Verdad, la Historia, la Revolución, con tal de no hablar de las pequeñas cosas de cada día que hacen a diario la verdad, la historia, la revolución. Porque la fuerza de un cuenco de arroz es mayor que la fuerza de un discurso, pero un cuenco de arroz nunca le bastara a su hombre si no va acompañado de un discurso. Necesitan las grandes palabras, las grandes historias más que la leche de su madre, y si no las encuentran las hacen nuevas. Les gusta estar borrachos de palabras. A lo peor ésta es la grandeza de los hombres. Porque la grandeza de lo que le emborracha a uno es la medida de la grandeza de uno. Y todo con tal de no decir nada de sí mismos, de no pensar siquiera en sí mismos y de esta manera tampoco pensar en nosotros, en lo que sucederá cuando este viaje toque a su fin.

Eugenia Rico. La edad secreta.

El día en que tú seas yo y yo sea ese cuenco de arroz;
todo lo pequeño será tan grande que no hará falta hablar de cosas. 
Todo es lo mismo.

1 comentario: